EEUU: Juzgan a joven que se tomó selfie con víctima

FREE 45 minute consultation

GREENSBURG, Pensilvania, EE.UU. (AP) — Un adolescente que fue baleado en la cara quizá habría sobrevivido de haber recibido atención médica inmediata, afirmó el miércoles un patólogo forense en el juicio al presunto homicida, que también está acusado de tomarse una selfie con la víctima agonizante y huir sin buscar auxilio.

El doctor Cyril Wecht dijo a los jurados del condado Westmoreland que Ryan Mangan, de 16 años, no murió de inmediato y “habría sobrevivido con la atención médica apropiada”, reportó el periódico The Pittsburgh Tribune-Review (http://bit.ly/2lMfMSC ).

“Quizá estuvo vivo entre 45 minutos y una hora”, afirmó Wecht en su testimonio en el juicio a Maxwell Morton, hoy de 18 años, que tenía 16 cuando ocurrió el incidente en febrero de 2015 y que está acusado de homicidio premeditado.

Ryan fue herido de bala abajo del ojo izquierdo y se asfixió lentamente a medida que la sangre se filtraba a sus pulmones, afirmó Wecht. Sin embargo, la herida no había causado daño mortal en el cerebro ni en la médula espinal, apuntó.

El fiscal federal John Peck afirma que Morton, en lugar de buscar ayuda, utilizó un teléfono celular para tomarse una fotografía de él sonriendo frente a la víctima que estaba desplomada en una silla y después huyó del lugar.

Antes, la fotografía fue exhibida a los jurados durante el testimonio de un adolescente de Springville, Wisconsin, quien señaló que Morton había alardeado sobre el homicidio cuando ambos jugaban aquella noche un videojuego en internet, al afirmar que “llevaba ya su primer cadáver”.

El adolescente dijo que pensó que era una broma hasta que Morton le envió un mensaje de texto con el enlace de una noticia sobre el homicidio y la selfie vía Snapchat, una red social que permite a los usuarios transmitir imágenes que desaparecen en unos 10 segundos.

A ese mensaje por teléfono siguió otro que decía “Te lo dije”, afirmó el adolescente en su testimonio.

El joven dijo que de inmediato tomó una captura de pantalla de la selfie y le avisó a su madre, que le llamó a la policía en Pensilvania y declaró que le dijo a las autoridades: “Probablemente no creerán esto, pero tenemos una Snapchat del homicidio”.

La defensa ha argumentado que los adolescentes estaban jugando con el arma y que ésta se disparó accidentalmente.

El juicio continúa el jueves, y el abogado defensor Pat Thomassey dijo que Morton tiene planeado dar su testimonio.


Source: Vivelo Hoy

FREE 45 minute consultation (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *