“Bicicletas Gordas” conquistan el invierno

FREE 45 minute consultation

PORTLAND, Maine, EE.UU. (AP) — Los días en que los ciclistas guardaban sus bicicletas durante el invierno son cosa del pasado. Muchos ciclistas pedalean ahora todo el año gracias a las nuevas bicicletas de llanta gorda, que les permiten aventurarse en la calle con cualquier clima en lugar de pedalear en bicicletas fijas en los interiores durante la temporada fría.

Estas bicicletas, con llantas tan gruesas que dan risa, circulan desde hace una década, pero se han popularizado sobre todo en los dos últimos años.

Josh Grondin, de 48 años, de Scarboroguh, dice que compró una porque “quería salir en bicicleta durante el invierno”.

“Me gusta pedalear. Lo hago en bicicletas de ruta y en bicicletas de montaña. El asunto es pedalear”, indicó.

Las ruedas gruesas son lo suficientemente anchas como para flotar en la nieve y sortear obstáculos.

Son la primera innovación que pega en varias décadas, desde las BMX de los años 70 y las bicicletas de montaña convencionales de los 80, según Jay Townley, socio del Gluskin-Townley Group, empresa consultora y de investigación de mercado de Pennsylvania especializada en las bicicletas.

“La industria necesitaba algo nuevo”, dijo Townley, acotando que en los últimos años las ventas habían mermado. “Las bicicletas gordas al menos estabilizan el mercado”.

El NPD Group, que sigue las tendencias en Estados Unidos, dice que la venta de bicicletas con llantas gruesas aumentó ocho veces en los tres últimos años y generó 74,7 millones de dólares en el 2016.

Esa creciente popularidad se refleja en las carreras de “fat bikes”, como se les dice en inglés.

Todos los fines de semana hay carreras y festivales en el “snowbelt”, la región de grandes nevadas en el norte de Estados Unidos. Decenas de ciclistas desafiaron temperaturas heladas en febrero para participar en el “Sugarloaf Fat Tire Festival” en la montaña para esquiadores más alta del estado de Maine.

Las bicicletas no son baratas. En los negocios de bicicletas cuestan de 1.000 dólares para arriba, aunque hay versiones más baratas en tiendas como Wal-Mart.

Los negocios de bicicletas están encantados de poder seguir funcionando durante el invierno, una temporada generalmente muy floja.

El Bar Harbor Bicycle Shop cerraba directamente durante el invierno, pero ahora ofrece “fat bikes” en alquiler para recorrer el Acadia National Park. Los ciclistas pueden pedalear incluso si la ausencia de nieve paraliza las motonieve e impide esquiar y practicar otros deportes de invierno, indicó el administrador del negocio Adam Gariepy.

Range Morton, gerente de ventas del Gorham Bike and Ski de Portland, dijo que la venta de bicicletas de llantas gruesas aumenta cuando no hay nieve y disminuye la venta de esquís.

“Las ‘fat bikes’ nos ayudan a sobrevivir el invierno”, expresó Morton. “Fueron una gran ayuda el año pasado y nuevamente este”.

David Crowell, de Laconia, Nueva Hampshire, dijo que andar en bicicleta le hace recordar su infancia, excepto que cuando tenía 12 años no hubiera podido costear una bicicleta de fibra de carbono de 5.000 dólares.

Pedalear al aire libre genera una sensación de libertad, e incluso de peligro. Después de todo, no hay forma de evitar rodadas ocasionales pedaleando en la nieve. Las caídas en la nieve, no obstante, son menos graves que las caídas en el pavimento.

“Esas llantas gruesas tienen algo, te hacen salir una sonrisa”, dijo Crowell, de 47 años. “Te sientes como un niño, que hace algo que no debería hacer, pero de todos modos lo hace”.

___

David Sharp está en https://twitter.com/David_Sharp_AP y en http://bigstory.ap.org/content/david-sharp .


Source: Vivelo Hoy

FREE 45 minute consultation (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *